Toma de Decisiones.

Publicado en por FOREVERINGOD

     Ever Uzcátegui

Hoy abordamos el tema relacionado con el proceso durante el cual las personas debemos seleccionar entre dos o más alternativas. Es lo que se conoce con el nombre de toma de decisiones. Especialmente la temática va dirigida para las personas que están decidas a tomar una decisión, pero, requieren algunas orientaciones que les permitan seleccionar la mejor alternativa. Teóricamente, la toma de decisiones, es el proceso mediante el cual se realiza una elección entre las alternativas o formas para resolver diferentes situaciones de la vida, estas se pueden presentar en diferentes contextos: a nivel laboral, familiar, sentimental, es decir, en todo momento se toman decisiones, la diferencia entre cada una de estas es el proceso o la forma en la cual se llega a ellas. La toma de decisiones consiste, básicamente, en elegir una alternativa entre las disponibles, a los efectos de resolver un problema actual o potencial, (aún cuando no se evidencie un conflicto latente). A nivel individual es caracterizada porque una persona haga uso de su razonamiento y pensamiento para elegir una decisión a un problema que se le presente en la vida; es decir, si una persona tiene un problema, ésta deberá ser capaz de resolverlo individualmente a través de tomar decisiones con ese especifico motivo. Todos pasamos gran parte de de nuestra vida teniendo que tomar decisiones. Algunas decisiones tienen una importancia relativa en el desarrollo de nuestra vida, mientras otras son gravitantes en ella. Se debe comenzar por hacer una selección de decisiones, y esta selección es una de las tareas de gran trascendencia.

        Se dice que las decisiones son algo así como el motor de los negocios o de los proyectos y en efecto, de la adecuada selección de alternativas depende en gran parte el éxito de cualquier objetivo y de la meta que se determine.Una decisión puede variar en trascendencia y connotación.Los administradores consideran a veces la toma de decisiones como su trabajo principal, porque constantemente tienen que decidir lo que debe hacerse, quién ha de hacerlo, cuándo y dónde, y en ocasiones hasta cómo se hará.  Una vez determinada la necesidad de tomar una decisión, se deben identificar los criterios que sean importantes para la misma. Un ejemplo: conocido es cuando " Una persona piensa adquirir un automóvil. Los criterios de decisión de un comprador típico serán: precio, modelo, dos o más puertas, tamaño, nacional o importado, equipo opcional, color, etc. Estos criterios reflejan lo que el comprador piensa que es relevante. Existen personas para quienes es irrelevante que sea nuevo o usado; lo importante es que cumpla sus expectativas de marca, tamaño, imagen, etc., y que se encuentre dentro del presupuesto del que disponen. Para el otro comprador lo realmente importante es que sea nuevo, despreciando el tamaño, marca, prestigio, etc.

        Así pues, se recomienda asignar peso a los criterios. Los criterios mencionados en el paso previo no tienen igual importancia. Es necesario ponderar cada uno de ellos y priorizar su importancia en la decisión. Cuando el comprador del automóvil se pone a ponderar los criterios, da prioridad a los que por su importancia condicionan completamente la decisión: precio y tamaño. Si el vehículo elegido tiene los demás criterios (color, puertas, equipo opcional, etc.), pero sobrepasa el importe de lo que dispone para su adquisición, o es de menor tamaño al que precisa, entonces nos encontramos con que los demás criterios son secundarios en base a otros de importancia trascendental. En este orden, se deben desarrollar todas las alternativas. Desplegar las alternativas. La persona que debe tomar una decisión tiene que elaborar una lista de todas las alternativas disponibles para la solución de un determinado problema. Seguidamente, evaluar las alternativas.


        La evaluación de cada alternativa se hace analizándola con respecto al criterio ponderado. Una vez identificadas las alternativas, el tomador de decisiones tiene que evaluar de manera crítica cada una de ellas. Las ventajas y desventajas de cada alternativa resultan evidentes cuando son comparadas. Por ultimo, lo que se busca: Seleccionar la mejor alternativa.


            Una vez seleccionada la mejor alternativa se llegó al final del proceso de toma de decisiones. En el proceso racional, esta selección es bastante simple. El tomador de decisiones sólo tiene que escoger la alternativa que tuvo la calificación más alta. Existen varios supuestos, es importante entenderlos para poder determinar la exactitud con que este proceso describe el proceso real de toma de decisiones.
El tomador de decisiones debe ser totalmente objetivo y lógico a la hora de tomarlas. Tiene que tener una meta clara y todas las acciones en el proceso de toma de decisiones llevan de manera consistente a la selección de aquella alternativa que maximizará la meta.

        Las tomas de decisiones, de una forma totalmente racional, deben caracterizarse por:

*  Estar orientadas a un objetivo.- Cuando se deben tomar decisiones, no deben existir conflictos acerca del objetivo final. El lograr los fines es lo que motiva que tengamos que decidir la solución que más se ajusta a las necesidades concretas.
* Todas las opciones son conocidas.- El tomador de decisiones tiene que conocer las posibles consecuencias de su determinación. Así mismo tiene claros todos los criterios y puede enumerar todas las alternativas posibles.
* Las preferencias son claras.- Se supone que se pueden asignar valores numéricos y establecer un orden de preferencia para todos los criterios y alternativas posibles.

 Evaluación de la Decisión:


"Evaluar la decisión", forma parte de la etapa final del proceso. Se recopila toda la información que nos indique la forma como funciona una decisión, es decir, es un proceso de retroalimentación que podría ser positiva o negativa. Si la retroalimentación es positiva, pues entonces nos indica que podemos continuar sin problemas y que incluso se podría aplicar la misma decisión a otras áreas de la organización. Si por el contrario, la retroalimentación es negativa, podría ser que: 1) tal vez la implementación requiera de más tiempo, recursos, esfuerzos o pensamiento o 2) nos puede indicar que la decisión fue equivocada, para lo cual debemos volver al principio del proceso (re) definición del problema. Si esto ocurriera, sin duda tendríamos más información y probablemente sugerencias que nos ayudarían a evitar los errores cometidos en el primer intento.

                Hasta la próxima y que Dios nos guié por el camino de la Paz y la Justicia Social, por siempre…

Comentar este post

Gabriel Giménez 10/27/2010 18:50


Soy un investigador en el tema y tengo un blog con la intención de aportar una ayuda genuina a las personas en resolución de problemas, es por eso que entre al blog para leer y me pareció útil el
aporte, creo que depende del lector que aplique estos conocimientos en su vida.
Saludos cordiales
Gabriel Giménez


rosany 03/23/2009 21:41

me parece muy interesante tu vision de la toma de decisiones pues se orienta a la reorganizacion de nuestras ideas a la determinacion de las mismas ante una posible toma de decision que cambie una situacion o acabe con un determinado problema

EVER UZCÁTEGUI 03/24/2009 11:47


GRACIAS POR TU COMENTARIO, ES MUY APRECIADO.....