Aspectos Legales de la Gestión Digital de Derechos DRM (Digital Rights Management)

Publicado en por EVER UZCÁTEGUI

Por:  MSc. Ever Uzcátegui

Antes de elaborar el análisis sobre los aspectos legales de la Gestión Digital de Derechos, cuya abreviatura en ingles es DRM (Digital Rights Management), considero importante reseñar que esta es una expresión genérica, referida al conjunto de técnicas tecnológicas de control de acceso aplicadas por editoriales y propietarios de derechos de autor, para restringir la utilización de mecanismos o dispositivos digitales. Del mismo modo se puede referir a las limitaciones relacionadas con instancias definidas de obras digitales o dispositivos.

Ahora bien, la utilización de los DRM genera discusión. Los que respaldan su uso, se basan en que es preciso para los dueños de los derechos de autor, a fin de advertir la reproducción sin autorización de sus creaciones que le perjudiquen sus ingresos.

Por otra parte los antagonistas o los que se oponen al uso de los DRM, como la Free Software Foundation, sostienen que la palabra "derechos" es falaz y apuntan que se utilicen otras palabras como por ejemplo, gestión de restricciones digitales (digital restrictions management). Su punto de vista es primordialmente que los dueños de derechos de autor desean delimitar el uso de material con copyright en formas no cubiertas por las leyes existentes.

            Esta Gestión digital de derechos (DRM) se intercalan con la proteccion de ciopias de software hasta cierto punto, sin embargo, el término DRM es habitualmente empleado en productos generados por la creatividad de los artistas (música, películas, entre otras.). Mientras que la denominación "protección de copia" se dirige hacia los dispositivos de resguardo de copias en software computacional.

            Cabe señalar en esta disertación que a partir del inicio de los ordenadores personales, los registros digitales se han transformado en un medio viable de copiar, en gran parte un número desmedido de veces se pueden copiar, sin presentar problemas en la calidad de las copias que se obtengan. Y por supuesto, esta existencia, tan surtida, de “copias perfectas” de un “material protegido” es visto por los fabricantes legítimos y legales como un golpe mortal a su industria, específicamente en el daño patrimonial que esta situación les acarrea. Concretamente esta situación se evidencia con mayor impudicia en la industria de la música, del cine y de los vídeos juegos.

             Respecto a lo anterior, es necesario citar que, los que los productores legales y originarios de material digital poseen algunos modelos de negocios propios y legalmente constituidos que se dedican a la tarea y la práctica de alcanzar una tarifa por cada reproducción o copia hecha del trabajo digital, y en varios casos por cada ejecución de dicho trabajo. Así pues, que el DRM fue instaurado por los industriales y productores que divulgan contenidos digitales, con medidas y mecanismos para accederles la vigilancia y el control estricto de la multiplicación y difusión de su contenido.

             En tal sentido, existen seguros dispositivos de DRM provenientes de varios fabricantes que restringen el uso de los productos. Aunque, todos ostentan, en común, ciertas especificaciones:

  • Revelan quién accede a cada obra, cuándo y bajo qué escenario y ambiente, y comunican esta información al proveedor de la obra.
  • Autorizan o rechazan, de manera ineludible, el acceso a la obra, de acuerdo a condiciones que pueden ser modificadas, únicamente, por el proveedor de la obra.
  • Cuando delegan el acceso, lo hacen bajo circunstancias limitadas que son establecidas unilateralmente por el proveedor de la obra, libremente de los derechos que la ley permita al autor o al público.

             Tales DRM están siendo circunscritos en todo tipo de mecanismos digitales, sin realmente, advertir a quienes los adquieren respecto de sus efectos o consecuencias. No obstante, han sido muy usuales las disposiciones de control técnico sobre la reproducción y el uso del software a partir de la década de los ochenta.

            Actualmente, de acuerdo a varios proyectos de ley promovidos por parte de la industria, no estará permitido fabricar y mucho menos distribuir cualquier aparato o producto que pueda grabar o reproducir sonido, video, texto o cualquier otra forma de locución, claro está, a menos que esté totalmente proporcionado con un hardware apropiado para la correcta implementación de los DRM.

             Finalmente, aunque la infraestructura de hardware restrictivos no esté tan difundida y asimilada, como ansían sus postulantes, coexisten muchos procedimientos de DRM basados en software que, tal vez, no son competentemente ni fuertes como aspiran los creadores, para restringir justamente la copias, sí son, sobradamente incómodos como para liarle la vida a los usuarios que pretenden hacer “uso indebido” de las obras originales.

Aplicación Legal de DRM

            La generalidad de los diseños DRM contribuyen a restricciones mas allá de la sola discreción de un distribuidor de medios (el cual puede o no ser la misma entidad que el poseedor del derecho de autor). Una característica exclusiva de los DRM es que su ejecución no se limita a lo técnico, sino que incursiona en lo legislativo: sus sugerentes estimulan, con amplias campañas de lobby en el todo el mundo, proyectos de ley que prohíben la producción, distribución y venta de dispositivos electrónicos a menos que estén equipados con DRM, y criminalizan cualquier atrevimiento de eludir los DRM, absolutamente de si esta omisión implica una violación del derecho de autor o no.

             A manera de referencia se cita que, los controles de DRM son ejecutados a través de la llamada "computación fiable" (TC, de Trusted-Computing en inglés). No obstante, tales controles establecen un sistema informático en el cual un usuario no puede fiarse, ya que su comportamiento puede ser conducido lejanamente, en cualquier momento, sin importar la validez legal que tales manipulaciones tengan. Quienes critican los DRM interpretan las siglas como "Treacherous Computing" (computación traicionera). La mayoría de los antagonistas tienen muy poca fe en que, ni poder legislativo, ni poder judicial, puedan ser aptos de limitar tal manipulación.

             Como llamado de alerta, no se puede dejar pasar en esta discusión, el hecho de que, algunas personas consideran que, se podría demostrar que el verdadero objetivo es, esencialmente, quitar a los usuarios el control sobre sus dispositivos, y transferirlo a terceros: el proveedor de software, la editorial, la discográfica, entre otros. Ojo, podrían ser ellos, y no el público ni los autores, quienes operan los servidores y cadenas de distribución y control que sostienen los sistemas de DRM.

Otras Referencias sobre el Uso de DRM

            Muchos analistas e investigadores relevantes sostienen que, estos dispositivos, que acceden a saber qué escuchamos, leemos, miramos y producimos, y en muchos casos impedir todas estas acciones, están bajo el control de extraños, que por su interludio, nos controlan a nosotros.

            Otra situación preocupante en el uso de los DRM, pareciera ser aquella de que el control debe ser incluso más fuerte que la ley: si la omisión de los DRM es delito, estas empresas se convierten, entonces, de la noche a la mañana en legisladoras privadas, ya que pueden implementar limitaciones y controles improcedentes, íntegramente al margen de lo que la ley les permite, y demandar a quienes los rehúsen por el simple acto de querer ejercer sus propios derechos.

             Como referencia está el hecho de que, en muchos países existe el derecho del público de elaborar copias para uso privado, aunque las obras estén bajo derecho de autor. Pero si el usuario no puede hacer la copia sin eludir el sistema de DRM, que no se lo permite, la empresa que controla el DRM acaba de anular un derecho legítimo del usuario, ya que cualquier intento de practicarlo lo bautiza como un criminal. En todo caso, el derecho de copia privada descansa en el supuesto de que a la obra que se va a copiar se ha accedido legalmente, y no violando los derechos de propiedad intelectual que existan sobre ella. Existen leyes de este tipo que ya están, en efecto, en varios países, en virtud de la presión de las corporaciones de medios, y pese a la oposición de organizaciones de defensa de derechos del público, y de muchos autores.

            Los ejemplos más prominentes son la DMCA (Digital Millenium Copyright Act) de los EEUU y la DADVSI (Droit d’Auteur et Droits Voisins Dans la Société de l’Information) de Francia. Los Tratados de Libre Comercio con los EEUU, como el ALCA, incluyen la exigencia de que los países firmantes adopten legislación de apoyo a los DRM como cláusula no negociable.

Principales Ventajas de DRM:

  • Admiten a los titulares de los derechos controlar de forma segura la explotación sucesiva de su obra, limitando los usos no autorizados y reduciendo la posibilidad de copias ilegales.
  • Proporcionan al autor estadísticas en tiempo real de accesos a su trabajo, ayudándole a determinar el valor de éste. Facilitan al autor una fuente de ingresos complementarios a las ventas por otros medios no digitales.
  • Coadyuvan a que aparezcan más y mejores contenidos digitales, al dificultar la difusión ilícita de la información.

Principales Desventajas de DRM:

  • Persiste la imagen entre los titulares de que no son sistemas seguros y de que pueden ser fácilmente vulnerados y “craqueados”.
  • El sistema de pago no es aún totalmente fiable.
  • Acortará el número de usuarios que acceden a los contenidos, al amentar el pago por los mismos. Incrementan los costes del proceso de creación o distribución de contenidos digitales: costes de hardware y de software, además del personal de mantenimiento del sistema.
  • Gran complejidad del sistema de control de acceso, lo que provoca incompatibilidades entre sistemas y la reticencia de los usuarios.
  • Ausencia de privacidad, ya que la mayoría de los sistemas incluyen un control de la conducta del usuario sobre qué adquieren, preferencias, tasas de uso, entre otras. Esto puede ser muy peligroso en sistemas políticos autoritarios.
  • Por lo demás, podría ser utilizado para construir perfiles sobre las preferencias informativas de los usuarios y venderlos con propósitos comerciales.
  • Incompatibilidad en su estado de desarrollo actual al espíritu de las excepciones a los derechos de autor, lo cual podría llevar a imponer toda clase de prohibiciones a los usuarios de las bibliotecas, viéndose así amenazado el derecho a leer de manera anónima y con ello el derecho fundamental a la libertad de pensamiento.

Detractores del DRM

            Los críticos del DRM sustentan que la frase "digital rights management" tiene un nombre equivocado por lo que crearon un backrónimo. Para ellos "digital restrictions management" o gestión de restricciones digitales es una caracterización más exacta de la funcionalidad de los sistemas DRM.

            De acuerdo a los expertos, DRM es una extensión del Control de Acceso Obligatorio en donde una política central puesta por un administrador es reforzada por un sistema computacional. Los problemas teóricos del Control de Acceso Obligatorio se utilizan, indistintamente, a DRM. Ellos mantienen que, DRM es vulnerable a una clase adicional de ataques debido a su necesidad de correr en un hardware resistente a la manipulación (los sistemas DRM que no corren bajo un hardware resistente a manipulación no pueden ser teóricamente seguros ya que el contenido digital puede ser copiado en el hardware). Por ejemplo, Steve Jobs, presidente de Apple, ha revelado que piensa que, el DRM no favorece la venta online de música, y muy curiosamente, en Filandia es legal romper el DRM de las películas DVD.

            De igual modo, las ejecuciones de DRM y las legislaciones que los certifican están en clara negación con los ideales del software libre. Legislaciones como DMCA y DADVSI no sólo criminalizan a quienes esquivan los DRM, sino que también conceden a los proveedores de contenidos impedir la escritura de programas que admitan leer esos materiales. Los proveedores asignan así, qué software se debe usar para suscribir a sus contenidos.

             Igualmente, el acceso a contenidos digitales subordinados a DRM empleando programas transformados por el usuario no está permitido, y por lo general requiere el uso de sistemas operativos exclusivos, apostando serios obstáculos a la producción y propagación de software libre.

            Asimismo, los que se enfrentan al uso de tecnologías DRM se fundamentan en que quebrantan una serie de derechos, tales como:

  • El derecho al libre acceso a la cultura.
  • El derecho a la intimidad: Para concluir si consienten o no acceso a cada obra, estos sistemas precisan ficharnos. De esta forma, un tercero disfrutará información sobre qué, cómo y cuándo leemos, oímos música, escuchamos radio, vemos películas y accedemos a cualquier contenido digital. El derecho a efectuar copias en casos particulares: Varias legislaciones de derechos de autor dar la razón (e incluso cobran por ello) el derecho de las personas a producir copias de las obras para uso privado. Esto encierra la posibilidad de realizar copias de respaldo, copias para acceder desde diferentes dispositivos e incluso copias para compartir con personas de nuestro entorno íntimo, siempre bajo la condición de que no medien transacciones comerciales. Estos derechos quedan obstruidos completamente con la implementación del DRM.
  • La preparación de obras derivadas: es un proceso común en la creación didáctica y cultural. Muchas obras son trabajos emanados de obras anteriores. Esto incluye transcripciones, realización de remixes, y otras formas de expresión. Estas acciones primordiales de la producción cultural se tornan casi imposibles frente al DRM.
  • Quienes trabajan en crítica literaria, cinematográfica, musical, e incluso política, utilizan el recurso de la cita para comentar las obras publicadas. El sistema de DRM impone impedimentos técnicos a esta posibilidad, con la derivación inmediata de poner trinquetes técnicos a la libertad de expresión.
  • El "fair use" y las excepciones al copyright: Este vocablo común para la jurisprudencia norteamericana es otra de las víctimas de la aplicación del DRM. En muchos casos, las leyes de derechos de autor fijan excepciones para el ámbito educativo o para personas con alguna discapacidad que necesiten efectuar copias de obras para poder acceder a ellas (como las traducciones al Braille o la utilización de audio- libros). Estas técnicas quedan eliminadas con los sistemas de DRM.
  • El dominio publico: Las restricciones técnicas de acceso no tienen fecha de conclusión. Por tanto, cuando las obras ingresen al dominio público, las restricciones seguirán estando allí, dificultando el acceso y la copia de materiales que reglamentariamente podrían ser copiados. Otro tanto ocurre con obras que ya están en el dominio público y que se tornan inaccesibles para las personas cuando algún proveedor de contenidos las distribuye bajo un sistema de DRM.
  • La presunción de inocencia: Con las medidas técnicas de prohibición de acceso y copia, se expone a la ciudadanía culpable antes de que se pruebe lo contrario, despojándola de una serie de derechos en forma provisoria, sin que se haya cometido ningún delito. Por otro lado, el desarrollo y manejo de mecanismos para eludir los DRM se convierte en un delito aún cuando se ejecute para fines de investigación o para acceder a un contenido que se ha adquirido legalmente, aún cuando no se viole ningún derecho de autor.

Referencias consultadas:

Ø WEISS, J. Ética en los negocios/ Business Ethics: Un enfoque de administracion de los stakeholders y de casos. Edition: 4. Publicado por Cengage Learning Editores, 2006

Ø BURKART, P. - MCCOURT T. Digital music wars: ownership and control of the celestial jukebox. Edition: illustrated. Publicado por Rowman & Littlefield, 2006

Ø COURSE TECHNOLOGY STAFF, COURSE TECHNOLOGY, FERNÁNDEZ, A. Diccionario de informática e Internet: Computer and Internet Technology Definitions in Spanish. Edition: illustrated Publicado por Cengage Learning, 2004

 

Comentar este post

Andrés Alejandro Perdomo Romero 04/29/2009 16:23

Hola Profesor Ever Uzcátegui. Buen día. Quien le escribe Andrés Perdomo C.I. 17.095.775 alumno de el 8vo. Semestre de Administración, Gerencia y Mercadeo, Universidad Alonso de Ojeda.
Mi experiencia presupuestaria sucedió hace 5 meses cuando decidí comprar mi computadora.
Fui hasta el sitio donde las venden y solicite un presupuesto para comprar la máquina, la señorita me explicó las ventajas que tenia cada unos de los equipos y el presupuesto para obtenerla, luego me dio los precios en forma verbal y decidí por una computadora que me pareció accesible, cuyo presupuesto fue el siguiente:
1) Monitor 1.100,00
2) CPU 2.300,00
3) Impresora multifuncional 600,00
4) Accesorios 300,00
5) Regulador 115.00__
Total 4.415,00
Parte interesante fue la forma de pago, la señorita me explica que el pago de contado es de Bs 4.115,00 y si opto por un crédito es para cancelar en 3 meses Bs 5.000,00, pagando 833,333 en 6 quincenas.
Me decidí por la segunda opción por las facilidades de pago.
ATTE. Andrés Perdomo

Agatha 03/19/2009 04:07

GANÁ DINERO DESTU TU CASA CON BERUBY.COM
Esta página paga en euros por uso que realices de forma cotidiana de internet (busquedas, visitas, registros, compras, etc). Para mas información puedes entrar en la siguiente página: http://es.beruby.com/promocode/udZ1Xa ó visitar mi blog: http://agatha333.over-blog.com/